thumb1115

stephen-howking-fotografia--644x362

El científico británico Stephen Hawking ha destacado este martes que la detección de las ondas gravitacionales generadas después de la creación del Universo con el Big Bang es “otra confirmación de la inflación” cósmica hallada hace más de 30 años.

En unas declaraciones hoy a Radio 4 de la BBC, el prestigioso científico de la universidad inglesa de Cambridge ha recordado que esta “inflación” fue concebida por primera vez por el cosmólogo Alan Guth, quien argumentó que en la creación del Universo hubo un periodo de “aceleración”, una expansión ultrarrápida.

Hawking recordó que en 1982 invitó a científicos que evaluaban esta teoría a tomar parte en un “taller de trabajo” en la Universidad de Cambridge, donde concluyeron que era aceptada la idea de la “inflación” al comienzo del Universo, si bien -dijo- esto no fue confirmado a través de la observación hasta diez años después.

Fuente que utilizo ahora:    http://www.abc.es

thumb1112 thumb11

En sus declaraciones, Hawking señaló que la inflación puede generar “ondas gravitacionales”, algo que fue confirmado el lunes por científicos de la Universidad estadounidense de Harvard.

El Centro Harvard-Smithsonian para la Astrofísica de Massachusetts (EE.UU.) reveló que ha detectado por primera vez mediante un telescopio en el Polo Sur las “ondas gravitacionales primordiales” que se generaron tras el Big Bang.

El equipo dirigido por John Kovac ha logrado percibir por primera vez mediante el telescopio BICEP2 instalado en el Polo Sur, en un pequeño retazo de cielo, esas ondas gravitacionales, consideradas el Santo Grial de la cosmología al probar diversas teorías.

thumb1 thumb

Siempre interesado en el futuro del universo, Hawking cree que la especie humana “se enfrenta a una extinción inminente” si no se conquistan “nuevos mundos a través del cosmos”.

En una entrevista en el programa científico “Planet” del Canal 4 británico, Hawking estimó que habrá asentamientos humanos en la luna “dentro de 50 años” y que, en esa época, el hombre estará en el camino de poner un pie en Marte. En el planeta rojo, según sus teorías, no se vivirá hasta 2100.

“Nuestro planeta es un viejo mundo, amenazado con una población cada vez mayor y con recursos finitos. Debemos anticipar esas amenazas y tener un plan B”, declaró Hawking. “Si la especie humana quiere sobrevivir más allá de los próximos cien años, es imperativo que atraviese la negrura del espacio para colonizar nuevos mundos a través del cosmos”, agregó.

fondo_cosmico--644x362 JBock-BICEP2-NEWS-WEB--478x270

Primer ‘vistazo’ directo al instante del Big Bang

Hace unos 13.800 millones de años, el Universo que conocemos irrumpió violentamente como consecuencia de una gran explosión, el Big Bang. En menos de lo que dura un abrir y cerrar de ojos, el Cosmos se expandió de manera exponencial, extendiéndose hasta un punto que ni siquiera los mejores telescopios actuales son capaces de ver. Es lo que se conoce como inflación cósmica, cuya evidencia directa acaba de ser anunciada por primera vez. Un amplio equipo de investigadores, liderados por el Centro Harvard-Smithsonian para la Astrofísica, ha dado a conocer, en una rueda de prensa precedida por una gran expectación, la primera detección de las ondas gravitacionales, pequeñas deformaciones en el tejido del espacio-tiempo que se transmiten a la velocidad de la luz y recorren todo el Cosmos. Descritas como los «primeros temblores del Big Bang», su hallazgo es considerado el «santo grial» de la Cosmología.

Evitar la «cara de Marte»

Universos paralelos, ¿existe alguna señal?

Cada universo está contenido en una «burbuja»

El equipo ha llevado a cabo simulaciones de qué aspecto tendría el cielo con y sin colisiones cósmicas y ha desarrollado un innovador algoritmo para determinar cuál encaja mejor con la gran cantidad de datos del fondo cósmico de microondas tomados por la sonda WMAP de la NASA. «El trabajo representa una oportunidad de poner a prueba una teoría que es realmente asombrosa: Que vivimos en un extenso multiverso, donde aparecen constantemente otros universos», dice Stephen Feeney, otro de los investigadores.

thumb1114 thumb1113

Uno de los muchos dilemas a los que se enfrentan los físicos es que los seres humanos tenemos una gran facilidad para encontrar patrones que en realidad no son más que una mera coincidencia, como por ejemplo la famosa «cara de Marte». Por ese motivo, el algoritmo obedece a unas reglas muy estrictas, para que no haya equívocos.

De momento, los científicos creen que los primeros resultados no son lo suficientemente concluyentes para descartar o aceptar la existencia de un multiverso. Sin embargo, confían en que los nuevos datos obtenidos por el satélite Planck de la Agencia Espacial Europea (ESA) ayuden a resolver el misterio.

Anuncios